Ya disponible para Kindle en Amazon

¿Os pongo deberes?


El siguiente ejercicio lo he sacado de un seminario al que asistí hace, si no voy mal, unos 22 años. Me llevó un tío mío. No recuerdo casi nada (tenía 11 años), no sé quien lo organizaba, solo recuerdo que fue en Valencia, que es donde vivía por aquella época.

Simplificando mucho, la idea era apuntar en un papel seis cosas que nos gustaría hacer y que aún no habíamos intentado hacer (por miedo, por aburrimiento, por falta de apoyo, por falta de experiencia, por lo que fuera) y numerarlas del uno al seis.

Después, escoger una hora libre, a ser posible la misma hora, para los siguientes seis días. Si empezabas un lunes, pues de lunes a sábado de seis a siete de la tarde, por ejemplo.

Por último tenías que coger un dado (evidentemente, uno de seis caras), y el lunes, a las seis menos un minuto, tirar el dado y acatar la tarea (de las seis que habías apuntado) que el azar decidiera. No había que tirar el dado una y otra vez hasta asignar una tarea por día de la semana, solo acatar la primera que nos diera el azar, así evitábamos preocuparnos por lo que debíamos hacer mañana porque no sabíamos lo que nos tocaría hacer mañana.

Durante esa hora del lunes te dedicabas a empezar con una de las seis cosas que te gustaría haber hecho pero que no habías hecho por miedo, por falta de estímulo o simplemente por falta de organización. Cualquier cosa valía. Había gente de todas las edades, podéis imaginar que mis prioridades con once años no se parecían en nada a las de mi tío, ni las suyas a las de una mujer mayor que se sentaba a nuestro lado. Pero todas y cada una de las tareas que apuntó cada una de las cincuenta personas (persona arriba, persona abajo) que acudieron allí aquella tarde, (como demostró la mujer que daba la charla eligiendo 20 tareas, de entre los asistentes, al azar), eran cosas que se podían empezar a realizar con una hora de tiempo. Quizá algunas tardaran años en completarse y otras se podían hacer en quince minutos (hacerse rico y llamar a mi madre, que nunca la llamo, por poner dos ejemplos) pero todas se podían empezar con una hora en el transcurso de la siguiente semana.

Aquella charla me enseñó que el único motivo por el que no hacemos las cosas que deseamos es porque no nos ponemos a ello. Que no sirve de nada preocuparse por anticipado de las tareas de mañana. Que cualquier cosa que emprendas empezará con una hora de tu tiempo. Que algo tan simple como este ejercicio puede cambiarte la vida a mejor en el transcurso de una semana (la que viene, por ejemplo). Que una vez que empiezas a hacer lo que deseas se convierte en un vicio, en una pasión, y que solo es difícil el arranque.

Recuerdo que teníamos en casa unos tebeos con historias de Isaac Asimov. Me apasionaban. Me daba la impresión de que esas historias que leía ya se me habían ocurrido a mí cuando aún no sabía ni hablar. Gracias a aquel seminario descubrí que me gustaba contar historias, y aquel verano escribí mi primera novela (que luego se perdió en una de las muchas mudanzas), pero quién sabe. Quizá hoy en día no escribiría si no hubiera puesto el deseo de escribir como Isaac Asimov por escrito y hubiera lanzado un dado al aire un miércoles a las seis menos un minuto de la tarde.


MICRO-RELATOS J. K. VÉLEZ
El Inspirador Mejorado
METAVIDA
Un comienzo para un final
RELATOS J. K. VÉLEZ
Pon la boca así como si fueras a beber
MÚSICA/VÍDEOS ESPECIALES
Cosas que te hacen Feliz
LAS APLICACIONES GRATUITAS DE LA APPSTORE
Mac Sparrow
!AMIGOS
MusicotecaTube
CARTELES
Hazte Rico

9 comentarios:

  1. First I want to congratulate you for this amazing blog!
    Want to know about shopping mall hotels and many more.
    Log On To http://www.whydubai.net

    We hope you like it. Please send us any feedback and help us improve the sites further.

    ResponderEliminar
  2. Hola Deank:
    Me ha llamado la atencion el nombre de tu blog y más aún el contenido.
    Lecciones de vida que a veces olvidamos.
    Muy buena la entrada. Realmente a veces pensamos en querer hacer cosas y simplemente por fastidio o flojera pasamos de ella.
    Por aqui seguiré.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ... ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazon
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesia ...


    AFECTUOSAMENTE
    HAZTE RICO




    jose
    ramon...

    ResponderEliminar
  4. en verdad hoy me voy mucho más rica de lo que era cuando entré, y eso que sólo he estado unos minutos. Todo enriquece pero estos consejos dan el ánimo necesario para abrir las alas y salir volando.

    te felicito.
    volveré por más.

    ResponderEliminar
  5. Una interesante entrada. Y una acertada reflexión. Tenemos poco tiempo, pero a veces más del que necesitamos en realidad. Y no pensar en él a la hora de realizar algo es fundamental.

    ResponderEliminar
  6. Un ejercicio muy práctico y seguramente efectivo, creo que lo pondré en práctica conmigo mismo.

    Desde luego a veces las cosas mas sencillas son las que menos tenemos en cuenta cuando en realidad son cruciales en nuestras vidas.

    Un cordial saludo y felicidades por este gran blog.

    P.d. Por cierto, dada la crisis no puedo ayudarte a hacerte rico donando un euro pero con mucho gusto entraré en alguna publicidad ;)

    ResponderEliminar
  7. Que bueno, me ha encantado...
    Creo que empezare a enumerar del uno al 6, y tengo un dado por debajo de la cama,
    me excita la idea de solo pensar... Lo que es tener miedo de las acciones de uno mismo, y no de la de los demas...
    Me gusta me gusta!

    ResponderEliminar
  8. Hola Deank:

    Me imagino que aunque parezca cosa de apellido el Griffin británico no debe tener nada que ver con el otro :D
    No hay comentario fuera de contexto, a menos que sea xenofobo, homofobo o racista, o que insulten en general. La gente pude opinar lo que le parezca, siempre respetando a los demás, aunque no sea de su agrado.
    Saludos. He visitado sus otros sitios tambien

    ResponderEliminar