Ya disponible para Kindle en Amazon

La mitad de tu salario al cerdito, sin concesiones


Hace poco hice un post sobre la importancia de ahorrar la mitad de tu salario. Mi pareja lo leyó y me dijo que eso era una verdadera salvajada. Que no podía ir escribiendo esas cosas en un blog, que alguien podía leerme. ¿? Que si acaso, puestos a aconsejar, con un 10% 
cualquiera va que se mata, que el dinero no crece en los árboles y que empezara a poner los pies en el suelo. Por lo general, cuando se pone farruco ni lo escucho, pero esta vez le recordé que su mejor amigo ganaba hace unos años 2800 euros mensuales, que cuando el trabajo se acabó y empezó a cobrar el paro, se quedó en 800, que estuvo bastante tiempo en paro, y que se amoldó bastante bien a la nueva situación. Si pudo sobrevivir (cuando se vio obligado) a apañarse con 800 euros, seguro que cuando cobraba 2800 podría haber destinado 1400 al ahorro y aún le hubieran quedado 600 más de lo que da el paro. Lo cierto es que pocas veces nos detenemos a analizar nuestra situación financiera. Cuando va bien, empezamos a gastar sin ton ni son, cuando va mal, nos quejamos de nuestra suerte. Por eso sostengo y seguiré sosteniendo que el primero que debe cobrar es uno mismo, y que lo mínimo es que la mitad del dinero que tanto te cuesta ganar sea para ti, sin concesiones. Si coges esa buena costumbre, no solo no te faltará nunca dinero, sino que aprenderás a apañartelas mejor con el otro 50% y si no te llega, te espabilarás para mejorar tus ingresos y empezarás poco a poco a adoptar la mente millonaria, la mente capaz de hacer dinero con dos pajitas de las de beber cocacola.


MICRO-RELATOS J. K. VÉLEZ
El Inspirador Mejorado
METAVIDA
Un comienzo para un final
RELATOS J. K. VÉLEZ
Pon la boca así como si fueras a beber
MÚSICA/VÍDEOS ESPECIALES
Cosas que te hacen Feliz
LAS APLICACIONES GRATUITAS DE LA APPSTORE
Mac Sparrow
!AMIGOS
MusicotecaTube
CARTELES
Hazte Rico

1 comentario:

  1. Comparto tu opinión, quizás ese 50% sea demasiado para gente con salarios normales pero indiscutiblemente en épocas de bonanza no se valora lo que se llega a malgastar en cosas o servicios que realmente no son necesarios, habrá quien relacione mucho el ser ahorrador a ser tacaño pero la realidad es muy distinta, me alegro mucho de encontrar a alguien de la misma opinión que yo.

    Un cordial saludo y nuévamente enhorabuena por este estupendo blog.

    Por cierto, esto se merece un click mas en publicidad :)

    Abel Hidalgo.

    ResponderEliminar